Asesinato del Papa actual

Durante el período que el Anticristo empieza a adquirir poder, el Papa será asesinado durante un viaje que realice fuera del Vaticano. Los dos Cardenales más cercanos se darán cuenta del peligro para la Iglesia después de su muerte y se encerrarán en el Vaticano tratando de protegerse. El Papa desea la paz mundial y está trabajando contra bandos de poder dentro de la Iglesia Romana. Estos intereses particulares pondrán al Papa en peligro.

El Papa y algunos de sus cercanos serán asesinados en primavera, cuando las rosas florezcan, en una ciudad europea que es la conjunción de dos grandes ríos. El Papa será asesinado poco antes de la aparición de un cometa que será claramente visible en el cielo del Hemisferio Norte. Su preocupación por la humanidad, será su caída. El siguiente Papa será asesinado por el Anticristo por no obedecer sus demandas. El asesinato permite al Anticristo instalar un “instrumento” en la oficina.

Aparecerán otros líderes que el Anticristo usará como escalinata para su conquista del mundo. Tendrá Cardenales traidores trabajando para él, espiando al penúltimo Papa. Uno de los Cardenales robará información de la correspondencia del Papa y la cambiará para darle una connotación distinta. Hará aparecer la situación peor de lo que es, y el papa reaccionará indebidamente. La gente lo verá como incompetente y será posiblemente asesinado.

El Ultimo Papa

El último Papa será elegido poco después del descubrimiento de la tumba de un antiguo romano cuyas filosofías influencian el pensamiento occidental. Puede ser un año. Este será el Papa venenoso que será un instrumento para que el Anticristo destruya la Iglesia Católica.

El último Papa será probablemente francés, con un aire misterioso y de ojos azules y tendrá una deformidad física de algún tipo. Quizás un hombro torcido o un defecto congénito en los huesos. Entró siendo joven a la Iglesia, amargado y desesperado sabiendo que nadie lo amaría. Sus padres estuvieron involucrados en el movimiento nazi en Francia. Este Papa quiere mostrar a sus enemigos que es poderoso y mejor que el resto. No asesinará a nadie, pero será el indirecto responsable de la muerte de inocentes por su alianza con el Anticristo.