Continuando con las narraciones diarias, el día de hoy quiero llevarlos a un viaje al pasado. Eso días en que esperábamos la hora de nuestra serie favorita en compañía de la familia. Aquellos tiempos en que los televisores eran muy diferentes a los que conocemos hoy en día.

Era la década de los setentas y vivíamos en plena dictadura militar, se había iniciado la segunda fase bajo las órdenes del general Francisco Morales Bermúdez, quien años más tarde convocaría a elecciones para regresar nuevamente a la democracia.

En aquellos tiempos, las familias se reunían alrededor de la gran pantalla con el fin de gozar de su programa semanal.  Así mismo, gozaban los programas concurso con Kiko Ledgard, los infantiles con Yola Polastri o Mirta Patiño y el infaltable Pablo de Madalengoitia con los de conocimiento y culturales, en Lo que vale el saber.

En esos tiempos pudimos ver los partidos de clasificatoria de la selección para Argentina 78, un futbol muy distinto a lo que en las últimas décadas han desarrollado las diferentes selecciones nacionales. Esos fueron los días de las leyendas, entonces pudimos ver vistiendo al bicolor a grandes jugadores como Cholo Sotil, Juan Carlos Oblitas, El Nene Cubillas, Cueto y tantos otros que viven en los corazones peruanos.

Lastimosamente, toda buena historia tiene sus momentos negros y en el caso de nuestra selección nacional los encontramos en la goleada que nos propició Argentina luego de haber hecho una exitosa campaña. Como en todo suceso de este tipo, se han escrito muchas historias tratando de explicar este momento negro de nuestra historia futbolística.

Las familias y los cambios

En los setenta, las familias eran mas unidas que ahora, eran tiempos en que no había teléfonos celulares, la internet todavía no asomaba y teníamos un gran televisor en la sala para toda la familia. Solíamos usar los clásicos Sony Triniton, los cuales estaban de moda.

Sin internet ni teléfonos celulares, tuvimos la oportunidad de estar mas tiempo en las calles con los vecinos del barrio o las tardes en los colegios con los amigos. Se puede decir que era un mundo muy diferente al que vivimos hoy en día. Habría que preguntarse si en estos días el aislamiento social pueda lograr que las familias se comuniquen mas entre ellos.

Esos son los años en que todos éramos amigos y los barrios eran más unidos, uno conocía a todos sus vecinos y se formaban grupos de muchachos que paraban juntos y han sido la base de la sociedad que hoy conocemos.

La aparición de los teléfonos celulares vendría años mas tarde, pero no es como los conocemos el día de hoy. Los primeros fueron sumamente grandes y con una batería que no se parece en nada a los de ahora. La internet también tardaría varios años antes de tocar la puerta de nuestras casas y junta con ella todo un cambio de pensamiento y costumbres.

Pero esas son historias que en otro momento abordaremos.