Como comentábamos el día de ayer, en esta columna voy a seguir escribiendo sobre tenas comunes a la vida diaria. Una especie de bitácora que sirva quizá para generar una serie de comentarios sobre temas de interés o quizá sobre cosas que usualmente no solemos comentar por ser obvias o no suele haber la oportunidad para esos temas.

Un tema que me llamo la atención el día de hoy, es lo desconectado que puedo estar con lo que sucede en el mundo y especialmente en el Perú el día de hoy. He de reconocer que por los problemas de vista no estoy siguiendo los periódicos como debería hacer y esto me causa no poder entender algunas cosas que leo por aquí y por allá.

Últimamente veo las cosas que pasan como si fuera una primera vez. Esto imagino es lo normal en estos casos y muchas veces es altamente gratificante. Mi visión del mundo esta cambiando y lo que era importante antes ya no lo, es más. Pienso que uno se pone algunas restricciones que con el tiempo se convierten en reglas generales de vida, sin importar si es correcto o no.

Es importante ver las opiniones de otras personas sobre tenas en común, eso nos permite contrastar nuestras opiniones y poder ver otros puntos de vista sobre cosas elementales. Aprender a ver lo que otros ven, nos convierte en personas más inteligentes y reflexivas. El poder llegar a estos niveles es todo un reto.

Espero que, con el paso de los días, semanas, meses pueda llegar a desarrollar nuevamente un espíritu critico sobre las cosas que pasan en el día a día. Una persona que escribe noticias tiene que estar informado de los aconteceres diarios y los pasados, así como los diferentes puntos de vista para poder sacar una conclusión y tener una aproximación a la realidad. Desgraciadamente existen en esta época una serie de webs en formato periódico que denigran lo que es ser un periodista, poniendo su opinión como algo principal y obviando el sentido de imparcialidad que debe tratar de ser la aproximación al hecho del cual se esta tratando el material periodístico.

Vivimos una época en la que cualquier persona se cree periodista por el simple hecho de tener el dinero para comprar una web y comprar los likes. Así como también en los canales de televisión a desaparecido el periodismo de verdad, dando paso a una prensa vendida y cada día más mediocre. Estamos en una época en que los periodistas se deben reinventar, no basta con el hecho de escribir bonito sobre un tema, sino que debe estar informado por redes sociales y ser capaz de responder a los navegantes virtuales que pasen por las paginas del medio de comunicación o blog de la persona que escriba. Atrás han quedado los tiempos de que el periódico tenía la razón absoluta y los usuarios debían aceptar como verdad bíblica la palabra del periodista.

Estamos en épocas en que las personas que consultan las redes por noticias, pueden llegar fácilmente a poseer mayor información que el periodista en cuestión. Aquellos que se formaron en el periodismo tradicional han pasado a estar desfasados, el periodismo necesita que sus actores se actualicen y sean capaces de proponer temas que puedan ser alimentados por los usuarios. Si el día de hoy hablamos de la corrupción en los municipios, es posible que alguna persona posea algún video de su celular en la cual aparezcan imágenes al respecto. Es así como se forma el nuevo formato de la noticia, las nuevas fuentes son muy amplias y por la cantidad de ellas puede ser más sencillo de verificar.

Estos son temas que los nuevos periodistas deben de tomar en cuenta y dejar de lado lo tradicional que ha perdido actualidad.

Este es un tema abierto que lo dejo a consideración de los que melean…