106751

Hugo Perea Flores, Francisco Grippa, Yalina Crispin y Rosario Sánchez Hidalgo

Durante el 2014 el mercado inmobiliario se ralentizó y la demanda por viviendas aumentó algo menos que en años previos. El retroceso de las ventas (nivel más bajo en 3 años) y un balance entre la demanda y la oferta más apretado, contribuyeron a que los precios de las viviendas registraran un avance más contenido en 2014. En el corto plazo no prevemos una recuperación.

logo-bbva_research