Hoy no quiero llegar a casa
con tus cuadros invisibles
adornando cada pared
inundando los recuerdos
Un aroma a ti
navegando en los cuartos
recordando esos dias
que hacen brotar cataratas
Cada rincón
lleva tu nombre tatuado
letras sonoras
que llenan el silencio
Hoy todo tan vacío
cala los huesos
dejando el alma sucumbir
ante los dolorosos silencios
Ante tanto dolor
las letras han de callar
para no explotar de dolor
en las tormentas que apremian
Es tanto la ausencia
que las sabanas llevan tus curvas
engañándome en los sueños
con tu presencia ficticia
Hoy quiero dejar mi alma partir
para encontrar la alegría
que en esta vida
no me da energía
Solo quiero dormir ahora
para no despertar
y ser feliz un instante
bajo la sombra de lo eterno