Existe una antigua creencia que equipara el fin de la iglesia con el fin de los tiempos y que esta fundada en textos del Apocalipsis, así como en las revelaciones hechas por la Virgen en sus ultimas apariciones; pero, sobre todo, en una extraña profecía atribuida a un monje irlandés del siglo XII, conocido como San Malaquías.
El contenido de la profecía consta de 111 pequeños párrafos o divisas que van desde el papa Celestino II (1143-1144) hasta un texto que anuncia el juicio final bajo el pontificado de un tal Pedro el Romano, el 112° papa después de Celestino II. Cada párrafo haría pues referencia a los sucesivos papas que Malaquías previó que existirían en el futuro, definidos por un lema que coincidirían con alguna de las características de aquellos.

Lo preocupante es que, si las predicciones del obispo irlandés son ciertas, el papa Juan Pablo II ocuparía el puesto 110°, designado con el lema “De labore solis” (De los trabajos del sol) que algunos relacionan con el eclipse solar acaecido durante el nacimiento de Karol Wojtyla, el 18 de Mayo de 1920. Eso supondría que solo restan dos papas para el fin de la iglesia: el 111° que recibe el lema de “De gloria olivae” (La gloria del olivo) y él ultimo papa “ Petrus romanus”, bajo cuyo reinado acaecerá la terrible catástrofe, como se encarga de avisar el propio Malaquías:
“ En la ultima persecución a la Santa Iglesia Romana ocupara la silla Pedro Romano, que habrá de apacentar a sus ovejas padeciendo muchas tribulaciones, pasadas las cuales la ciudad de las siete colinas (Roma) será destruida y el juez tremendo vendrá a juzgar a su pueblo”.

Un Santo amigo del fundador de la orden del temple.

En 1094, nace en Armagh, Irlanda, Malachy O´Morgair. A los veinticinco años es ordenado sacerdote. Tras ser nombrado obispo de Connor, a causa de una rebelión se refugia en el condado de Kerry, donde funda el monasterio de Ibrack y se convierte en arzobispo de Armagh.

En 1138 se dirige a Roma. Durante su viaje se aloja en la abadía cisterciense de York y decide conocer a su fundador Bernardo de Clairvaux (el mismo que redacto la regla de la orden del Temple y gracias al cual, a través de su escrito Vita Malachias, conocemos los avatares de este santo), a quien le uniría una gran amistad. En un segundo viaje a Roma cae enfermo y se refugia en el monasterio cisterciense de Clairvaux: en la madrugada del 2 de Noviembre de 1148, festividad de todos los santos, moría San Malaquías, acompañado por San Bernardo.
Fue en 1595, cuando un monje benedictino publicó en Venecia una obra sobre los discípulos de San Benito. En esta obra, Lignum Vitae (El árbol de la vida) aparecía un comentario sobre San Malaquías:

Poseemos tres cartas de San Bernardo dirigidas a él: las epístolas CCCXIII, CCCCVI y CCCXVII. Igualmente, sabemos de la existencia de algunos opúsculos, pero sólo contamos con una profecía sobre los Soberanos Pontificios”.

Él ultimo papa lleva el lema “ De gloria olivae” (De la gloria del olivo). Algunos han querido ver en este lema referencias a un papa mediterráneo, posiblemente español. Tras el vendrá Pedro el Romano, en cuyo lema aparece: “In persecutione extrema Sacrae Romanae Ecclesiae, sedebit Petrus Romanus qui pascet oves in multis tribulationibus; quibus transactis, civitas septicolis diruetur, et judex tremendus judicabit populum”. Que podría traducirse como: “ Cuando la ultima persecución de la santa Iglesia Romana tendrá su sede Pedro el Romano, que apacentar sus ovejas en medio de muchas tribulaciones; tras las cuales , la ciudad de las siete colinas será destruida, y el juez temible juzgar al pueblo”.Como vemos el texto coincide con otras profecías. Incluso Pío X, en su lecho de muerte, predijo que uno de sus sucesores escaparía del vaticano pasando entre los cadáveres de sus sacerdotes.

Los perturbadores secretos de Fátima.

Un 13 de Julio, en la tercera aparición de Fátima, la virgen (al menos como tal fue reconocida) les revelo a los niños, junto a los que se encontraba un numeroso grupo de personas atraídas por los sucesos, un secreto que solo deberían revelar cuando ella dispusiera – era el llamado tercer secreto- y además les anuncio que el 13 de octubre de ese año se produciría un gran milagro, como prueba de que todo lo acontecido era voluntad divina. Durante esa aparición la virgen mostró a los niños el infierno, junto a otras visiones apocalípticas, y comunico una serie de disposiciones:

“Cuando veías una noche alumbrada por una luz desconocida, sabed que es la señal que Dios dará a los hombres porque se acerca el castigo a la humanidad. Volveré dentro de poco para anunciar la consagración de Rusia a mi inmaculado corazón”.
Después, tras la aparición de la virgen a los niños, tuvo lugar el milagro de “ la danza del sol” – considerada por muchos investigadores como un acontecimiento perteneciente al fenómeno OVNI-, ante la mirada atónita de miles de personas que no daban crédito a sus ojos al ver como el astro rey bailaba en el firmamento.

En torno al tercer secreto

“Sor Lucia estuvo de acuerdo en la interpretación según la cual la tercera parte del secreto consiste en una visión profética […] reitero su convicción de que la visión de Fátima se refiere sobre todo a ala lucha del comunismo ateo contra la iglesia y los cristianos, y describe el inmenso sufrimiento de las víctimas de la fe en el siglo XX.

A la pregunta: “ El personaje principal de la visión, ¿es el papa?, Sor Lucia respondió que si y recuerda que los pastorcitos estaban muy apenados por el sufrimiento del papa[…] Sor Lucia continua: “Nosotros no sabíamos el nombre del papa, la señora no nos ha dicho el nombre del papa, no sabíamos si era Benedicto XV o Pío XII o Pablo VI o Juan Pablo II (¡Todos parecen de acuerdo en olvidar al incomodo Juan Pablo I!), pero era el papa que sufría y nos hacia sufrir también a nosotros”.

Por lo que se refiere al pasaje sobre el obispo vestido de blanco, esto es, el santo padre como se dieron cuenta inmediatamente los pastorcillos durante la visión(¡hay que insistir, no vaya ser que quede alguna duda!)-, que es herido de muerte y cae por tierra, sor lucia esta completamente de acuerdo con la afirmación del papa” una mano materna guío la trayectoria de la bala y el papa agonizante se detuvo en el umbral de la muerte” (meditación desde el policlínico Gemelli a los Obispos Italianos, Juan Pablo II, 13 de mayo de 1994).

En cuanto al texto, escrito por la hermana Lucia en 1944, dice así:
“ Jesús, María y José. Tercera parte del secreto revelado el 13 de julio de 1917 en la cueva Iría Fátima.

Escrito en obediencia a vos, dios mío, que lo ordenáis por medio de su excelencia reverendísima el señor obispo de Leiria y de la santísima Madre vuestra y mía.
Después de las dos partes que ya se han expuesto, hemos visto al lado izquierdo de nuestra señora un poco mas en lo alto a un ángel con una espada de fuego en la mano izquierda; centelleando emitía llamas que parecía iban a incendiar el mundo; pero se apagaban al contacto con el resplandor que nuestra señora irradiaba con su mano derecha dirigida hacia él. También a otros obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas subir una montaña empinada, en cuya cumbre había una gran cruz de maderos toscos como si fueran de alcornoque con la corteza; el santo padre, antes de llegar a ella, atravesó una gran ciudad medio en ruinas y medio tembloroso con paso vacilante, apesadumbrado por el dolor y pena, rezando por las almas de los cadáveres que encontraba por el camino.

Llegado a al cima del monte, postrado de rodillas a los pies de la gran cruz fue muerto por un grupo de soldados que le dispararon varios tiros de arma de fuego y del mismo modo murieron uno tras otros los obispos sacerdotes, religiosos y religiosas y diversas personas seglares, hombres y mujeres de diversas clases y posiciones”.

Como puede comprobarse, el texto tiene mas que un parecido con la profecía de san Malaquías sobre Pedro el Romano y las ultimas palabras de Pío X, en su lecho de muerte donde predijo que uno de sus sucesores escaparía del vaticano pasando entre los cadáveres de sus sacerdotes ¿ quiere esto decir que sor Lucia se dejo influir por ciertas lecturas a las que, seguramente por la experiencia vivida, su curiosidad le llevo a consultar?

Nostradamus y el fin del papado

Según parece Nostradamus escribía al dictado, como en una revelación: “ Es gracias a la astrología y mediante la inspiración y revelación divina, que he redactado las presentes profecías ya que muchas obras tratando de esas especulaciones, escondidas durante largos siglos habían llegado a mis manos”.

¿ Y quien le proporciono esos tratados ocultos durante siglos?
Tampoco revelo nunca cual era el sentido de algunas de sus misteriosas cuartetas referidas al futuro de la iglesia.

En cuanto a la predicción del fin del mundo y el fin de la iglesia, Nostradamus nos habla de ello en la Quinta Centuria:

Cuarteta 73

Perseguida será de dios la iglesia,
Y los santos templos serán expoliados,
Al hijo, la madre pondrá desnudo
En camisa,
Serán Arabes a los Polones unidos.

¿Qué se esconde realmente tras estos crípticos versos? Si hemos de creer a los que nos auguran un panorama tan tétrico, nos falta, ciertamente, muy poco para saberlo. Sin embargo, será mejor que nos agarremos a perspectivas más reales, que no por ello menos misteriosas.