Libro amado
no necesito escribirte
sabiendo que siempre estas ahí
reposando en tu estante
recordándome los viejos tiempos
en que juntos forjábamos las letras
que un día se transformarían en ti

Libro mágico
que has sobrevivido a mi suerte
mas allá de mi existencia
puedo regresar a verte
y sigues fuerte y poderoso
transformando las ideas de este mañana
al que solo pudiste llegar tu

Libro eterno
que llevas mi alma
como la viejas esfinges
que alguna vez escondieron las momias de los reyes

Libro mío
tan cálido e irreal
como un viejo sueño
que busca transformarse en carne