Viejo cuento
la sordera del alma
portadora de vendas
protectora de temores

Cuantos sentidos pasan
sin ser escuchados
vieja venda de esclavos
protectora de mentiras

Paseas por Roma
tomando un café en Paris
vieja venda escarlata
que no deja la piel salir

Cuantos rezos quedaron
cubiertos de cenizas
mientras los corazones ciegos
sonreían en las brisas

Viejo cuento milonguero
no escuchar los sentidos
buscando en la razón
la propia muerte de alma

Dios invento los sentidos
el hombre incapaz la razón
cuantos errores cometemos
en nombre de una razón
matando a los sentimientos
desconocedores de ese don

Viejo cuento milonguero
es la dama de la razón
venda que oprime el alma
sazonando la excomulgacion

Tomas una cerveza en Viena
un cocktail en Madrid
cuan ciegos los sentimientos
en una estupida razón

Si pensáramos en Abril
dejaríamos las sensaciones volar
pero creemos en un Diciembre
con la razón de la distoricion

Viejo cuento mi amigo
el usar la razón
matadora de sentimientos
en una burla al corazón

Si un día encuentras el amor
manda al carajo la razón
estupidez tan humana
destructora de la relación