La vida no espera
no mira con piedad
no cachetea en el rostro
no cree en ilusiones

Camina en un espiral
que hace pensar que avanza
nos disfraza de mechones oscuros
para ocultar el envejecimiento

Respira en nuestras orejas
palabras irreconcilliables con sabor a esperanza
engañando a los peregrinos
desterrando a los sabios

El paso del tiempo es sentencia
para aquellos que creen que todo sigue
calentando los oidos de los infieles
advirtiendo el paso a los sabios

La vida es tanto
y al mismo tiempo es nada
engaña a los poderosos
silencia a los sabios

El viaje es tan dulce como lo agrio
tan placentero como la desdicha
es soledad en un mundo de ilusiones
llevándonos a la locura

El amor es solo un segundo
en este engañoso recorrido
preparándonos a lo insano
que nace en la mirada de una ilusión