Pil Trafa: voz
Niño Khayatte: bajo y coros
Sergio Vall: batería
Tucán Barauskas: guitarra y coros

Ex integrantes
Robert «El Polaco» Zelazek: bajo
Stuka: guitarra y bajo

Emulos locales de The Clash, Los Violadores fueron la primer banda punk argentina en lograr repercusión masiva. Ya por 1980 sus presentaciones en pequeños reductos underground convocaban a cientos de seguidores… y a la policía que inevitablemente interrumpía los shows. Por ese entonces, la censura les prohibió el nombre, y entonces se hacían llamar «Los Voladores». «Queríamos hacer algo punk pero enraizado en nuestra realidad. No queríamos ser parte de ese rock argentino complaciente y callado ante la dictadura, cómplice de las barbaridades».
[youtube http://www.youtube.com/watch?v=oia0YA4uCNs&fs=1&hl=en_US]
«En vivo y ruidoso» (1990) fue grabado en Obras con hits viejos y también material nuevo. El show comenzó con el tenor Carlos Saidman interpretando el Himno a la Alegría, de la Novena Sinfonía de Beethoven, en versión punk, desde ya.

La banda se despidió en 1992, con unos shows en Obras, cuando ya las diferencias entre Stuka y Pil Trafa eran insostenibles. Este juró no volver más a reunirse «por respeto a su gente» y creó el grupo Pilsen. Stuka creó Stukas en vuelo.

A fines de 1995 «sentimos la necesidad de volver a tocar juntos», confesaron. Se reunieron con Stuka y con Sergio Vall para intentar rearmar el cuarteto, pero las expectativas económicas fueron diferentes. La banda quedó integrada por Pil Trafa (voz), Polaco Zelazek (bajo), Anel Paz (guitarra) y Adrián Blanco (batería). Prometieron disco nuevo, gira por el interior y «seguir tocando por un largo rato».

Stuka y Pil Trafa editaron un disco a duo en 1999, con el seudónimo Stuk@pil.

Luego de todo un 2000 de presentaciones en vivo, finalmente en el 2001 editaron «Lo mejor de Los Violadores», un disco de temas clásicos, pero en nuevas versiones. Desde ese momento, la quedó integrada por Pil (voz), Stuka (guitarra), El Niño (bajo) y Sergio Vall (batería).

«En vivo y ruidoso II» fue grabado en vivo el 25 de octubre del 2002 en Cemento. Incluye 16 clásicos de la banda, más tres temas nuevos: «El día que no hubo aviones», «Todo fue hecho por amor (pero fracasó)» y «Santa Bailanta». Y un bonus track: «Viva la revolution», grabado en estudio con la participación de los alemanes Die Toten Hosen.

Oficializando que «no estamos peleados, pero tampoco somos amigos», Pil lideró la banda para «Y va… sangrando», un disco de seis temas que tiene a Tucán como guitarrista y co-compositor.

En el 2006 editaron «Bajo un sol feliz» a través de EMI. Pil (voz), Tucán (guitarra), El Niño (bajo) y Sergio Vall (batería) festejaron los 25 años de la banda.