Tanto tiempo esperar
tanto
como el aire que respiro
siniestro destino que ilumina

Cuantas madrugadas en tinieblas
cuantas
como pequeñas luciérnagas
volando en los caminos del destino

Es tanto el peso del tiempo
como círculos en una historia
escrita desde el inicio hasta el final
con los designios de un observador

Siento cada noche las miradas
elevadas desde los cielos
vigilante como un ser de curiosidad
que acaricia la luz que emana

Tanto tiempo de espera
crea historias de sensaciones
que olvidamos al querer contarlas
como un ayer que es un hoy

Historias milenarias
que se graban en nuestros ojos
carentes de una voz
ausentes de un recuerdo