La vida son fragmentos
pequeños momentos congelados en el tiempo
sensaciones de imaginación
tratando de reproducir los sucesos

Cuando cerramos los ojos
las imágenes de la vida nos atacan
llenando el corazón de dibujos mágicos
que los duendes se deleitan creando

Todo se va volviendo fantasía en la eternidad
sucesos decorados de miel y azucar
en tiempos de necesidad espiritual
devolviendo la tranquilidad en los sueños

Somos seres de recuerdos multicolor
transportándonos por las líneas temporales
corrigiendo las impurezas del error
maquillando las historias de placer

La vida es el paraíso de lo relativo
con opciones múltiples para cada ser
la felicidad se vuelve una construcción personal
como la tristeza corre el mismo camino