El mundo desde una esquina
es como respirar sin aire
una mañana cualquiera de noviembre
bajo el frío de los pensamientos

Las miradas se pueden perder
cuando bajo los ojos de la ciudad
los tuertos escriben las lineas de la vida
con lapiceros de tinta roja como sus días

Nadie sabe de los sentimientos
cuando las cortinas del destino
mueven su piel con el viento primaveral
enfriando las ideas de un viejo papel

Hoy es el día de la vida
las páginas en los periódicos
gritan melodías de vida nueva
sembrando sentimientos con sus melodías

En el clamor de la media oscuridad
la poesía fluye libremente con sus sueños
elaborando líneas de miel morada
como los octubre del alma que asoman

Celebremos la vida en el fragor del combate
donde las sonrisas se vuelven el arma protectora
creando las defensas necesarias ante el ataque viral
en esos extremos de la vida que sacuden las membranas

Dejo estas líneas aquí y parto
como en las historias del libro
repitiendo las frases de color azulado
protegiendo los sentimientos del corazón

Jose Carlos Botto Cayo