Cine de catástrofes y grandes estrellas, un género muy de moda en los años 70. Para la ocasión, Ava Gardner y Charlton Heston lucieron ante pantalla con un guion co-escrito por el guionista de «El Padrino», Mario Puzo. La ciudad de la estrellas, Los Ángeles, era la gran sacudida de esta película totalmente puntera en su día que se hizo con el Oscar a Mejor Sonido y Efectos Especiales. Además, la banda sonora corrió a cargo de John Williams, que llegó a ser apodado «El Rey de las Bandas Sonoras de Cine de Catástrofes».

La primera alarma se reproduce a las ocho de la mañana: un temblor de tierra parecido a los muchos que acostumbra a sufrir la ciudad de Los Ángeles. Pero un joven sismólogo ha pronosticado ese movimiento como preludio de un terremoto de enorme intensidad.