Vico C, el hombre que ofreció el primer concierto del género urbano en español, tras lanzar sus primeros temas en cassettes que se vendían al granel en su natal, Puerto Rico, presentó una producción cinematográfica que deja al descubierto todos los detalles de su carrera y vida personal. O al menos los que parecen ser los más escabrosos.

Vico C, cuyo nombre real es Luis Armando Lozada, fue hospitalizado el domingo.

Vico C, hospitalizado por fuerte reaccion alergica

Leer más

Es su hijo, Luis Armando Jr (Loupz), quien interpreta a ese Vico C, de finales de los 80, a quien entre rap, conciertos, grabaciones y fama se le aceleraba la vida.

Ese detalle es, quizás, el que imprime la riqueza de esta película. No solo por el impresionante parecido, sino porque conocer la historia de su padre le permitió adentrarse en su interpretación, conocer sus manías y representar sus expresiones a la perfección.

‘Vico C’, la película, ha llegado a Netflix tres años después de su estreno, poniendo de nuevo al Filósofo del Rap en el radar del género. Papá ha vuelto, lo advertía en ‘Boquete pa tu pecho’ y revienta las redes hoy con su fanaticada emocionada por el relanzamiento del filme.

Se agradece desde la tribuna de los fans incluir los momentos más relevantes de la carrera, como el instante de la creación de ‘Viernes 13’ o cuando El Filósofo se entera de que la canción que lo lleva a la radio es ‘La recta final’.

La biopic guarda con cada detalle escenográfico de la época del surgimiento del artista (como soplar el cassette para que el videojuego que Vico usaba, en ratos de ocio funcione) y resalta con especial cuidado el porqué Vico C llegó a ser tan grande: su atrevimiento con la experimentación de otros géneros, sin divorciarse del rap, y el que no se haya dejado llevar por los parámetros le letras vacías que dictaba la industria de inicios de los noventa.

El espectador descubre a aquel Luis Armando Lozada Cruz que impuso su pasión desde niño, cuando, al recibir aplausos por sus logros académicos en la primaria, se dio cuenta de que había nacido para estar en un escenario, y recoge esa determinación de dejar su propia huella, sin imitar modas.

De allí, una de las lecciones del filme. Ser tú, hacer lo que te gusta, es lo único que va a garantizar felicidad y éxito. No importa cuántas veces caigas.

Se reivindica en la producción la existencia de DJ Negro, el personaje que aparece en repetidas canciones, un protagonista a quien la fanaticada le debe el empujón del Filósofo al mundo artístico.

Narrada por Vico, quien además estuvo al frente de la producción general, la película también detalla los porqués de su acercamiento a los excesos y aquel ‘toqué fondo’ que casi lo mata, y que reivindicó con un disco que -típico de Vico C- lo volvió a catapultar, ‘Aquel que había muerto’.

Es una película para fans, pero también para aquellos que disfrutan de la vida en el séptimo arte. En la película, Vico muestra sus dos lados, sin obviar, por supuesto, a la mujer que los sufrió y gozó, Sonia. El secreto no es subir y caer, sino caer y levantarse, dice Vico en una canción y lo muestra en su biografía.

El estreno de este trabajo, que es dirigido por Eduardo Ortiz, se realizó en Caribbean Cinema de Downtown Center. Ya está disponible en Netflix.