Has de alimentarte de mí
saborear mis palabras
tenerme bajo tus brazos
devorando mi piel eterna

Beberás mi dulce sangre
manantial de ilusiones
como los Ángeles de luz
cuidando sueños celestes

Has de volverte caníbal
tomando mi alma como tuya
entreteniéndote con mis sueños
que renacen en tu alma

He de crear dimensiones
en cada bocado tuyo
sabor de labios versados
mordiscos intelectuales

Has de transformar mis pensamiento
cuando entre en tu imaginación
devorada por tu hambre de soñar
acorralada en mis fantasías

Seremos un solo cuerpo
alma de la luz errante
que mezcla historias de miel
estos caminos de vida