El batería Nick Mason ha revelado en una entrevista en ‘Mariscal Rock’ el verdadero clima interno que había en Pink Floyd más allá del mito de que Roger Waters y David Gilmour no se podían aguantar.

Sorprendentemente Mason reveló que en realidad todo se magnificó bastante desde el mundo de los medios: «¿Sabes? me parece que el problema es que se hizo mucho hincapié entre las peleas, los desencuentros, los enfrentamientos principalmente entre Roger y Dave, y no te voy a negar que sucedieran, pero fue sólo en ciertos momentos».

Es por eso que también prefiere quedarse con los momentos buenos, que fueron muchos: «Tuvimos muchos periodos en los que nos llevábamos muy bien, en los que estábamos muy unidos, pero eso no se recuerda. Realmente disfruto salir de gira con esta banda, pero la verdad es que tocar con Pink Floyd fue buenísimo también».

Nick Mason

Mason, también muy sincero, negó que en su próxima gira británica con su banda Saucerful of Secrets, en la que rinden tributo a los primeros tiempos de Pink Floyd, vaya a haber reencuentros. Aunque es sabedor que dejar abierta la posibilidad le permite crear expectación por su tour, prefirió ser honesto: «No, no tenemos prevista ninguna sorpresa de momento. Si hay una persona que me hubiera gustado tener para tocar con nosotros en el Albert Hall sería Robert Wyatt».

En cuanto al fallecido Neil Peart, el querido batería de Rush, comentó que no llegó a conocerle en persona, pero que le admiraba y seguía sus creaciones: «No, no llegué a conocerle en persona. Lo lamento. No fue alguien con quien llegara a encontrarme. Leí un par de sus libros, me encantaba esa forma profunda de pensar, su forma de contar historias, además de ser un magnifico batería».

La etiqueta de rock progresivo

Los miembros de Pink Floyd, juntos en 2011 durante un concierto de Roger Waters
Los miembros de Pink Floyd, juntos en 2011 durante un concierto de Roger Waters

Además, curiosamente, reniega del rock progresivo como estilo que califique la música de Pink Floyd: «La gente puede poner a cada estilo las etiquetas que más les gusten, pero la etiqueta de rock progresivo no me acaba de gustar, porque de forma muy despectiva se la ha asociado a una etapa del rock en los 1970, en la que se pensaba que nuestra música era algo pomposo y elitista… Quizá esas grandiosas puestas en escena eran un poco exageradas y probablemente hubo un exceso de virtuosismo que en realidad no era tan necesario. De alguna manera cuando escucho alguno de esos discos, creo que hay elementos de lo que se consideraba ‘Prog Rock’ que quiero pensar que se han movido, que han avanzado hacia zonas algo más libres».

Preguntado por el mítico disco ‘Dark Side Of The Moon’, reconoce que fue mágico hacerlo y que no eran conscientes del legado que supondría para la historia de la música: «No nos dimos cuenta de ello mientras lo estábamos elaborando. Sabíamos que estábamos haciendo lo mejor de nuestra carrera hasta entonces, pero no teníamos idea que fuera a tener la magnitud que todavía hoy tiene. Fue como la tormenta perfecta, o sea, no es solamente porque sea un gran disco, sino que además está el hecho que vino en un packaging fantástico con esa imagen, más la calidad de la grabación. Alan Parsons hizo un trabajo fabuloso, hasta tal punto que es un disco que se usa para testear equipos estéreo. Las letras son algo especial para mí. Las letras que escribió Roger son geniales, fueron escritas por un chico de 23 años pero son relevantes y tienen sentido para cualquier persona con independencia de la edad que tenga».

Recordad que pronto tendremos el honor de ver en directo en nuestro país a la banda de Mason, Saucerful of Secrets, en una gira que ha organizado la promotora Madness Live. Iban a estar en el mes de julio en Barcelona y Madrid, pero la pandemia del coronavirus obligó a posponerla, aún sin fecha.