‘Not In This Lifetime Tour’ está dando para mucho. La reunión que Guns N’ Roses empezó hace ya más de tres años se ha convertido en el tercer tour con más ingresos de la historia de la música. Nadie ha querido perderse la oportunidad de volver a ver sobre el escenario a Axl Rose, Slash y Duff McKagan.

Desde el primer momento en el que empezó, en 2016, dio que hablar, puesto que en el primer show Axl Rose se rompió el pie y tuvo que realizar parte de los siguientes directos de la gira cantando sentado en un trono que, por cierto, le prestó Dave Grohl. En este tour, que acabó el pasado 3 de noviembre, se ha conseguido vender una cifra de 5.371.891 entradas, con las que se han alcanzado 584,2 millones de dólares en 158 conciertos.

Te preguntarás qué banda o artista ha conseguido superarles. Por delante de ellos, en la segunda posición, se encuentra U2 con su gira ‘360º’, que ha recaudado 736 millones de dólares entre 2009 y 2011. Dos bandas de rock en el Top 3 no está nada mal, aunque la medalla de oro se la lleva un artista del pop, Ed Sheeran, que ha conseguido hacerse con 775 millones de dólares entre 2017 y 2019 con su gira ‘Divide’.

Lo más notorio de Guns N’ Roses es que esas cifras históricas no las ha logrado de forma equitativa a lo largo de todos los conciertos del extenso tour, sino que buena parte han sido consecuencia de determinados shows. La banda ha conseguido generar más de 10 millones de dólares en un solo concierto en cinco ocasiones durante la gira, así como vender más de 100.000 entradas para un único directo en cuatro. Su parada más exitosa fue en el London Stadium, en el que actuaron dos noches en junio de 2017, alcanzando 17,7 millones de dólares y vendiendo 140.877 entradas.

La verdad es que Axl Rose y compañía ya nos tienen acostumbrados a batir récords, puesto que hace poco ya lo hicieron con el videoclip de “Sweet Child O’ Mine”.