Después de la trágica muerte del hijo de Robert Plant Karac en 1977, Led Zeppelin tomó un tiempo lejos del centro de atención – e incluso llegó muy cerca de romper. Pero resurgieron el 4 de agosto de 1979, actuando en el Festival de Knebworth en Hertfordshire, directamente al norte de Londres.

El grupo se preparaba para lanzar In Through the Out Door y decidió, en estilo típico de Led Zeppelin, convertirlo en un gran evento. Led Zeppelin no había actuado en suelo británico desde las cinco fechas en el Earls Court Arena de Londres en mayo de 1975, y la demanda de entradas era tan grande que un segundo espectáculo fue agregado para el 11 de agosto.

En primer lugar, tuvieron que sacudirse el polvo, tocando en un par de conciertos pequeños en el Falkoner Theateret de Copenhague. Luego, de tener de teloneros los sets de la Fairport Convention, the New Commander Cody Band, Southside Johnny and the Asbury Jukes, y Todd Rundgren and Utopia, era el momento para los la gran noche.


Esa noche prepararon un set de 19 canciones, abriendo con “The Song Remains the Same”, cerrando con “Stairway to Heaven”. Dos canciones de In Through the Out Door – “Hot Dog” y “In the Evening” – tuvieron su estreno mundial . Un encore de tres canciones consistía en “Rock and Roll”, “Whole Lotta Love” y “Communication Breakdown”.

Las revistas sugirieron que la banda había pasado de moda, con algunas publicaciones sobre el nacimiento del punk en los cuatro años que habían pasado desde su última presentación en Inglaterra. Aún así, la multitud -que la banda reportó como 218,000, pero las estimaciones sugieren que era la mitad de esa cifra- estaba emocionada. Plant, que estaba descontento con su actuación, sugirió que el éxito del concierto, tenía más que ver con la emoción de esa noche, que con cualquier cosa que haya salido del escenario esa noche.

“Knebworth era inútil”, dijo Plant en Led Zeppelin: The Concert File. “No fue bueno porque no estábamos listos para hacerlo, todo era una decisión de la gerencia. Me sentía como si me estuviera engañando, porque yo no estaba tan relajado como podría haber sido. Había tanta expectativa allí y lo menos que podríamos haber hecho era tener confianza suficiente para matar. Nosotros mutilamos a la bestia por la vida, pero no la matamos. Fue bueno, pero sólo porque todo el mundo lo hizo bien. Había ese sentido del acontecimiento. ”

Ambos conciertos fueron filmados, pero el material permaneció oficialmente inédito hasta 2003, cuando ocho canciones fueron incluidas en el DVD Led Zeppelin.

Un poco más de un año después, la banda se rompió tras la muerte de John Bonham, por lo que los dos conciertos de Knebworth fueron los últimos conciertos realizados en su tierra natal. Sin embargo, el 30 de junio de 1990, otra vez en Knebworth, Jimmy Page colaboro con Robert Plant para algunas canciones en el concierto de los ganadores del premio de la plata Clef, un espectáculo de difusión global en donde también participaron Pink Floyd, Eric Clapton, Génesis y Paul McCartney.


Original: http://ultimateclassicrock.com/led-zeppelin-knebworth/

Deja un comentario