La piedad y la belleza
caminan de la mano
hablando de los tiempos
cuando el mundo era mundo

Ya no se detienen como antes
las historias las han olvidado
ellas siguen su camino
en este mundo de caos

Donde los corazones se cierran
como las bodegas incendiadas
que hoy son parte de nuestra vida
como los sueños de un ayer


-botto-

Deja un comentario